Prueba 1: resistencia al agua


Accidentalmente me dejé la botella de agua dentro del bolso mal cerrada y la tapa de la agenda se encargó de absorber todo ese líquido, todo todo. La tapa de tan mojada se despegó del cuadernillo (la “agenda”) , las primeras hojas se mojaron un poco y todo el resto de papeles que llevaba se salvó sin apenas notarlo.
Aquí dejo una foto del día siguiente, mi pobre agenda tendiendo a repollo….. ayer volví a pegar la tapa y la he dejado prensando toda la noche, más rato la miraré.