Proceso_20:19


Unas cuantas horas después: las agendas agarrando cuerpo, aún sin “piel”