ñam!

Nuestros cánones de belleza cambian con el tiempo… como creadora de imágenes siento que hay que dejar constancia de ello, aunque los gustos continúen en diferido