La belleza va por dentro

interiorEl interior de la agenda, a todo color…¿quién puede ganarle a eso?